Compartir post

Linkedin Twitter Facebook

LINGOTTO. EL EDIFICIO SOMETIDO A LA FUNCIÓN (I)

En 1915 Giovanni Agnelli planteo los requisitos que buscaba en la construcción del nuevo edificio de la FIAT (Fabbrica Italiana Automobili Torino). Fundada por el mismo el 11 de julio de 1899. En principio debía de albergar las diferentes oficinas y salas de reuniones, pero también debía de resolver el alojamiento de las cadenas de producción industrial y a ser posible, un espacio donde se probasen los vehículos recién fabricados.

SÍMBOLO.

Giacomo Mattè-Trucco, no solo resuelve con maestría las premisas impuestas, sino que a la vez crea un edificio de una belleza singular que resuelve las necesidades funcionales, generando una potente imagen corporativa. El edificio se levanta en el barrio de Lingotto en Turín y debido a su impacto formal, rápidamente se convierte en la imagen de Fiat, es un símbolo que representa a la compañía, un elemento de marketing con forma de edificio.

LÍNEA DE MONTAJE.  

El edificio, que fue inaugurado en 1923 tenía, según las zonas, hasta 5 pisos. La recepción de los productos para la elaboración de los automóviles, se realizaba en planta baja, y a medida que desarrollaban el recorrido ascendente a lo largo de todo el edificio, se procedía al montaje de los mismos, acabando el proceso de fabricación en la cubierta, donde se encontraba un circuito de pruebas para probar el correcto funcionamiento de todos los componentes.

Recorrido en rampa interior.

DIMENSIONES.

Pero las peculiaridades de este edificio no se encuentran solamente en su esquema de funcionamiento. Sino también en otras muchas características como pueden ser sus dimensiones. Para que nos hagamos una idea, el circuito de la cubierta tiene 2,4 Km de largo y una anchura de 24 metros. Lo que lo convirtió en su momento, en el mayor edificio de Europa y el segundo del mundo por detrás de las instalaciones que tenia la empresa Ford en Estados Unidos. Debido a esto Le Corbusier, cuando se refirió a este edificio en su libro Vers une architecture  (1923) dijo que habían construido un edificio debajo de un circuito de carreras. En el Lingotto, al fin y al cabo, las prestaciones y trayectoria que deben de seguir los vehículos son los que marcan las formas y dimensiones del edificio sobre el que se asienta.

Circuito sobre la cubierta.

SISTEMA CONSTRUCTIVO.

No nos podemos olvidar de su sistema constructivo. En el Lingotto el arquitecto utiliza los sistemas constructivos mas modernos de la época, como pueden ser elementos prefabricados de hormigón armado y pretensado. Estas piezas de 5 metros de largo y 5 pisos de alto se colocan sucesivamente, constituyendo un sistema modular que se repite 200 veces.

Exterior del edificio.

TRANSFORMACIÓN.

El edificio se quedo pequeño para albergar la capacidad productiva de FIAT. Lo cual les obliga a desplazar la mayor parte de la producción en el año 1939 a su nueva fabrica de Mirafiori. Si bien el Lingotto seguiría en funcionamiento hasta 1982.

En 1985 la compañía realiza un concurso para su remodelación. Concurso que gana el genovés Renzo Piano, y que lo convierte, a partir del año 1989 en el que se concluyen las obras, en un equipamiento urbano. Dotando a la ciudad de un reconvertido y moderno edificio que alberga salas de conciertos y exposiciones, cines, tiendas e incluso un prestigioso hotel, en el cual por cierto se pueden ver continuas referencias a la empresa FIAT, tanto en las habitaciones como en las zonas comunes.

Emilio Casariego Baamonde

Arquitecto formado en la ETSAC (Universidad Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña), al terminar los estudios monta su propio estudio de arquitectura, el cual se dedicaba principalmente a proyectos de promoción por la zona de la Mariña de Lugo. Desde el año 2018 desarrolla la función de arquitecto de prescripción y obra nueva para VELUX, llevando las relaciones de la marca con los promotores, constructores y arquitectos de Galicia.