Compartir post

Linkedin Twitter Facebook

Xosé Bar Boó

Xose Bar Boó es uno de los personajes fundamentales de la arquitectura gallega del siglo XX.

Nacido en Vigo en 1922, desde pequeño sintió una gran vocación por la arquitectura el diseño y las artes aplicadas. Con 14 años, concibe diversos muebles multiuso para su casa, donde se puede ver claramente la influencia de personajes como Marcel Breuer.

Se traslada a estudiar la carrera de arquitectura a Madrid. Retorna posteriormente a Vigo para ejercer la profesión en el año 1957, al contrario de otros arquitectos Gallegos, como De la Sota o Molezún,.

El trabajo de Bar Boó, se desarrolla durante casi 4 décadas en el sur de Galicia, siendo uno de los responsables, junto a su compañero Andrés Fernández-Albalat Lois (este por la zona de A Coruña),  de la introducción en Galicia de las nuevas corrientes arquitectónicas que estaban desarrollándose en Europa.

El trabajo de este arquitecto, está marcado por una gran ética profesional y una enorme coherencia entre el pensar y el hacer. Destaca por un carácter polifacético y una gran carga humanística, qué le hace razonar para unir la ética de sus pensamientos con la estética de sus obras.

Podemos distinguir 3 etapas en su obra. La primera se desarrolla entre 1957 y 1963. Esta etapa está marcada por la definición de todas y cada una de las partes del proyecto, desde la más grande a la más pequeña, sin dejar ningún elemento a la improvisación y controlando exhaustivamente todo el proceso constructivo.

Primera etapa.

En esta época desarrolló algunas viviendas unifamiliares, que eran coherentes con los planteamientos formulados por los Congresos Internacionales de Arquitectura Moderna (CIAM),  como las casas Couto, Saldaña o Cendón de 1958.

Casa Cendón 1958.

Sin embargo, el edificio más emblemático de esta época, es el primero que llevó a cabo, incluso antes de acabar los estudios. El edificio Plastibar (1957), supuso por decirlo de alguna manera, la introducción de la modernidad en Vigo. Este edificio posee multitud de elementos característicos, como el patio jardín interior al que se asoman las diferentes estancias y qué cambia su sección con la altura.  Pero este elemento, que ya de por sí era innovador, no podría entenderse sin la concepción de plantas diáfanas que se dividían mediante muebles tabique y que se desdoblaban en varios niveles, dándole al edificio una concepción unitaria y tremendamente innovadora. En palabras del propio arquitecto, este edificio estaba formado por viviendas unifamiliares superpuestas entre si y que contaban con un espacio de relación exterior.

Edificio Plastibar 1957.

Segunda etapa.

La segunda etapa, situada entre los años 1964 y 1983, se desarrolla pareja el despegue industrial y busca humanizar los lugares de trabajo de una manera análoga a los grandes maestros de la Bauhaus.

Sus edificios son exponentes de los principios éticos, y su lenguaje formal no es una causa, sino un efecto, del proceso personal por el cual se liberaba de los prejuicios formales, para acercarse a la definición concreta del problema y a su resolución desde un punto de vista arquitectónico. Esto lo aleja de los convencionalismos de la época que sí que habían marcado la primera etapa. En esta época, tambien desarrolló numerosas viviendas, tratando de buscar el equilibrio entre la orientación climática y la preservación de la intimidad.

Aquí se puede ver como una de sus grandes influencias es el arquitecto Frank Lloyd Wright. las viviendas que proyectó en esta época, por decirlo de alguna manera tenían un tratamiento más escultural. En esta época, utilizaba habitualmente el recurso de la luz cenital, a través de lucernarios qué dotaban de gran expresividad a las viviendas.

Tercera etapa.

En la tercera época, que se comprende entre los años 1985 y 1993 desarrolla una de sus grandes obras, el edificio de juzgados de La Coruña. Situado en un lugar tremendamente visible combina amplios paramentos graníticos con un gran atrio acristalado. En su interior, tremendamente característico, destaca el atrio diáfano y sencillo pero lleno de simbolismo, que está marcado por la escalera helicoidal.

En mi opinión, Xose Bar Boó es una figura con menos reconocimiento del merecido. Como dijimos, desde pequeño sintió gran atracción por la arquitectura, lo cual le llevo a tocar diferentes facetas siempre relacionadas con la profesión. Entre otras cosas fue fundador del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia y profesor en la Escuela de Arquitectura de La Coruña y un personaje que destaca mucho mas por la calidad y coherencia de su trabajo que  por la cantidad.

Algunas de las fotos que ilustran este artículo, fueron extraidas del blog Arquitectura de Galicia, donde se podrán encontrar más fotos de sus obras.

Emilio Casariego Baamonde

Arquitecto formado en la ETSAC (Universidad Técnica Superior de Arquitectura de A Coruña), al terminar los estudios monta su propio estudio de arquitectura, el cual se dedicaba principalmente a proyectos de promoción por la zona de la Mariña de Lugo. Desde el año 2018 desarrolla la función de arquitecto de prescripción y obra nueva para VELUX, llevando las relaciones de la marca con los promotores, constructores y arquitectos de Galicia.